Terremoto del 86

Hoy se cumplieron 22 años desde el terremoto de 1986, en ese entonces, yo contaba 7 añitos de vida, y era el primer temblor de gran magnitud que sentía en mi corta vida. Recuerdo que estudiaba en un colegio que se llamaba Unión 890, un colegio viejísimo, en el que incluso estudió allí de chiquito el ex presidente de la república, mmm, el nombre no me acuerdo bien ahora, pero era de apellido Duarte, del PDC, mi papá me mostró una foto tiempo después, en el que me explicó que este Don allí había hecho su kinder, a esa edad yo no sabía nada de política. Pero bue.. el punto medular del asunto es que igual, era un colegio de esos viejitos, que estaba por el centro de San Salvador.

Recuerdo que cuando fue el terremoto, estabamos con todos los compañeritos del primer grado, haciendo fila para salir y que nuestros padres nos llegaran a traer, cuando RAZ!, comienza el meneo.
Fue tan fuerte que la maestra incluso se fue al suelo, esa parte la recuerdo porque como paró las patas, todos los niños nos reímos, pero luego el movimiento se hizo más fuerte, los demás alumnos del colegio comenzaron a salir de las aulas y a correr por todos lados, las niñas mayores lloraban, unas maestras gritaban que se calamaran y un alumno incluso andaba sangrando por unos vidrios que se quebraron de la ventana donde el estaba y que lo hirieron.

Fue cuando comenzé a tener miedito, pero después vino lo más feo de todo, cuando vi a mi mamá entrando al colegio con cara de afligida y la pierna sangrada, sí!!, mi pobre y querida mamá se hirió con un espejo que había en la oficina donde trabajaba y que estaba cerca del colegio, y que se había venido al suelo.

Por suerte no fue grave la lesión, pero igual, a los siete años de edad, ver a tu mamá llorando, con cara de verdadero miedo y con la pierna llena de sangre, pues es algo feo. Desde ese entonces, he vivido en una constante lucha por curar mi fobia a los temblores, sinceramente les temo, cad vez que hay un movimiento telúrico perceptible, aunque no sea realmente fuerte, busco donde salir a un lugar donde no me caiga nada encima.

En mi trabajo, soy el único de la redacción que salía del edificio cada vez que tiembla, los demás se quedan esperando y cuando regreso me aplauden y se ríen… a mi me da un poco de risa, pero bueno, se que tengo que calmarme, no es tampoco que me ponga como loco, desquiciado, nada que ver, pero sí, se me nota el cambio y estoy mas…mmmm, en alerta digamos.

Pero bueno, me acuerdo que eso solo fue el principio, al reunirnos todos de nuevo, mi papá andaba en su trabajo, mi hermana estaba donde la abuela, porque la estaba cuidando, así que nos reunimos y fuimos a ver nuestra casa, la encontramos destrozada, el cuarto donde dormíamos con mi hermana, un árbol de mango que estaba en el patio se había caído y levantó el piso del cuarto dejando las camas tiradas. Uno de los muros se vino abajo, y había una grieta en el piso de la sala que bueno, practicamente estaba inservible la cosa.

Menos mal que la casa de a lado estaba desalojada, así que mi viejo padre se puso en contacto con los dueños para rentarla, y nos pasamos. Recuerdo que justo una semana después del samaquión, se vino una temporada de lluvias horrible, así tipo diluvio, como para ponerle más tristeza al asunto.
Bueno, por la sicósis de que volviera a temblar y que nos cayera la casa encima por dormir en las habitaciones, mi padre montó unas tiendas de campaña en el patio de la nueva casa, (rentada), y dormíamos alli. Esa parte sí fue bonita porque era medio de aventura y mi mamá se iba a la tienda de campaña con nosotros.

Con el pasar de los días, se normalizó la cosa, seguimos viviendo en esa casa por un par de años más, hasta que nos mudamos a otra parte.

Eso es a grandes rasgos lo que recuerdo del terremoto de 1986. Los de enero y febrero de 2001, son otra historia, en la que estaba más grande, pero esa la cuento otro día.

Anuncios

8 pensamientos en “Terremoto del 86

  1. Tu post me recuerda mi historia maestro…Igual yo, siempre que tiembla, me tiemblan las patas y corro como loca. Los recuerdos del 86 aún persiguen mi vida, aún me hace daño recordar cuando la empleada nos dejo abandonados al pez y a mi 😦 se fue y quedamos en la soledad. Apenas tenia cinco años…
    Ahora que tiembla, también corro y ese miedo se lo he pasado a mi Fer.

  2. Y eso es lo malo, que uno le pasa los miedos a los niños, pero en estos casos hay que socarla para que ellos no tengan los mismos traumas.

  3. Entiendo su trauma, pero la verdad es que por medio de google encontre su editorial como el unico lazo del “colegio union 890”. Como me gustaria encontrar mas informacion de el. Yo estuve alli por toda mi primaria por all por los 60s imajinese! era de mucha calidad pedagogica, con la administracion de los Ezpinal Rivera. Bueno, ojala y ya nunca tengan otra experiencia con terremotos.

    • No se si doña Adelfa Regaldo Says, nos puede contar algo del Colegio Unión 890, en los años sesenta, de las maestras, de las clausuras, era un colegio bastante pequeño, pero muy bonito, solo tenía seis maestras y seis salones de clase. Doña Margarita Espinal de Rivera Pino tocaba piano en las clausuras y eventos especiales.

  4. Yo también estudie en ese Colegió Unión 890 durante los años 1975, 1976 y 1980. El Presidente que estudió allí se llamaba José Napoleón Duarte, no se cuando pasó a estudiar al Liceo Salvadoreño. Ignoro cuando fue fundado el Colegio, pero tuvo que haber existido allá por los años treinta. Doña Margarita Espinal de Rivera Pino, era la Directora y dueña. Un amigo me contó que el Colegio despareció con el terremoto.

  5. este terremoto causo grandes desctrucciones en la capital esta muy buena la imformacion porque dice lo cierto en esa epoca de angustias y de terrorismo ahora esto a dejado una pesadilla que no se olvidara

  6. Increíble yo estudié en ese colegio también desde el 82 hasta el 86. Desde ese mediodía cuando ocurrió el terremoto nunca más supe que fue del colegio…pero si recuerdo tan claramente a la directora Doña Margarita Espinal de Rivera Pino ó como escuché alguna vez llamarle “Niña Yita” en su silla de ruedas y tocando el piano..creo si mal no recuerdo el la Srita. Profesora del 6to grado era Elia que al parecer era muy extricta…es todo tan surreal ahora, esos años de estudios primarios, el terremoto…la guerra….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s