¿Y ahora que no está Manyula?

Murió Manyula, la elefanta que por casi 60 años fue el símbolo más representativo del zoológico nacional. La pregunta que ahora surge es, ¿y ahora que no estará Manyula? ¿qué harán, comprarán un nuevo elefante, cuál será el animal que se volverá emblema del zoo?
Obviamente, el zoológico no será lo mismo, creo que la gran mayoría de personas, niños y adultos que lo visitan, van principalmente por ver a Manyula, ¿pero ahora?.
Para empezar, creo que antes de pensar en conseguir un nuevo elefante, se debería de pensar en mover el zoológico de lugar. Lo mejor sería trasladarlo a una parte fuera de San Salvador, o de la ciudad por lo menos, en donde los animales estén expuestos a un ambiente más acorde a ellos. Algún otro departamento, al que incluso le ayudaría para que se volviera un nuevo atractivo turístico.
Sería bueno implementar programas para ayudar a los animalitos, como adopta un animal, en el que mensualmente se done una cantidad de plata para el mantenimiento del animal, así como su jaula, y del lugar en general.
Pero bueno, el punto principal es que Manyula murió, y definitivamente, ha causado una gran conmoción su pérdida, espero que las autoridades tomen decisiones correctas, que beneficien a las personas, pero principalmente, a los animales.

Trabajar para vivir

Hoy en día, esa frase no tiene validez alguna, lo que las empresas y los jefes piensan es que una persona vive para trabajar, quieren que te pases el día encerrado en tu oficina, o rompiendote la espalda, por un sueldo que no alcanza para cubrir a veces las necesidades básicas, o que no te permite planificar para el futuro, o aspirar a algo más, como querer tener tu propia casa, o querer que tus hijos estudien en una buena escuela, o salir de paseo a un lugar bonito con tu familia o esposa o quizá solo quieras vivir menos apretado.
“El que gana más, gasta más”. así piensan los que tienen dinero o los que ganan una buena plata, pero que no quieren que otros reciban los mismos ingresos que ellos.
Realmente, esa forma de pensar no me parece justa. Pero, en un sistema como este, nada es justo, y nada será justo nunca.
Sin embargo, mi punto en este post, no es hablar de otros o criticar el sistema, quiero poner en claro que yo sí quiero trabajar, pero con el fin de poder vivir y disfrutar de las cosas que una vida sana, ordenada y decente me ofrece.
Me refiero, a una casita bonita, en la que pueda pasar tiempo de calidad con mi familia, poder disfrutar de una comida en compañía de las personas que amo, en mi casa, poder hacer las cosas que me gustan, como poder reunirme con mis amigos a cantar y tocar la guitarra, o salir a tomar fotografías o qué se yo, poder hacer cosas agradables, dedicar más tiempo de calidad a nuestro creador, que nos da miles de bendiciones a diario, pero pareciera que a veces, perdemos eso, todos lo pierden, la visión de que lo que más necesitamos es unidad, felicidad, estar rodeados de las personas que amamos.
Tenemos que esforzarnos por lo que realmente importante, y en nuestras posibilidades, disfrutar del duro esfuerzo y trabajo que a diario hacemos, por nostros y por nuestra familia.

Magdalena, la que nos plancha

De vez en cuando llega Magdalena a la casa para ayudarnos con algunos quehaceres, principalmente planchar ropa, una tarea que ni a mi esposa ni a mi nos agrada mucho hacer. Y por medio de una recomendación conocimos a esta muchacha que llega a ayudarnos, Magdalena.
Resulta que “Magda” apenas tiene 23 años, pero ya es madre de una niña de 7, es decir que salió embarazada entre los 15 o 16 años. Magda solo logró hacer hasta quinto grado de escuela, “porque tuve a la niña”, me dijo cuando le pregunté si había seguido estudiando.
Desde que tuvo a su hija Magda ha contado con la ayuda de su madre y de sus dos hermanos, (no tiene papá y el papá de la niña no se hizo cargo), pero el único que tiene un trabajo “formal” es su hermano mayor, el otro hermano de ella va a la escuela y la mamá plancha de vez en cuando también.
Las condiciones en que viven Magda y su familia son en las que miles de salvadoreños se encuentran, cobachas de adobe con techos de láminas oxidadas, pisos de tierra y duermen sobre unos colchones a los que es un insulto llamarles camas.
Aunque Magadalena sabe leer y escribir,no lo hace muy bien, “casi no leo” dice en las pocas respuestas que da con más de una o dos palabras. Casi siempre responde con un escueto si o no o “bien”, (ejemplo ¿ha llovido por su casa?, “bien”).
Al preguntarle sobre sus aspiraciones, para Magdalena, poder encontrar alguien que le de trabajo de muchacha fuera excelente, y es que en realidad no podría aspirar a mucho mas, no solo por su nivel de escolaridad, sino porque no tiene más aspiraciones, el mundo, su mundo, le ha enseñado que no puede hacer mas que lavar, planchar y hacer limpieza, y aun eso se le tiene que supervisar o decir qué hacer porque Magdalena ha estado acostumbrada a hacer lo que le piden, no es “proactiva”. Apuesto lo que sea a que jamaz ha escuchado esa palabra.
Cuando veo a Magdalena pienso en las miles de mujeres que son y están en la misma condición que ella, no tienen aspiraciones y escasamente tendrán oportunidades de superarse, de ser mas que solo “muchachas”.
Ojalá que algún día las condiciones de “Magda” y de todas estas mujeres cambie, que sea diferente, que puedan superarse con estudios, que aspiren a mas, y le den más a sus familias.
Es bonito soñar.

Víctima del estrés

computing_stress
Así es, lastimosamente me he convertido en una víctima más del estrés, ese maldito estado que provoca una serie de desordenes de salud y que está afectando a millones de personas, y entre ese montón está su servidor.
Resulta que desde hace un par de semanas no he estado sintiendo normal, digamos, con respecto a mi estado físico, obviamente he aumentado de peso, he descuidado mi dieta al igual que las jornadas de ejercicio, lo que ha complicado y aumentado los efectos negativos en mi salud.
Que entre los que puedo mencionar están la presión alta, fatiga constante, agruras, dolores de cabeza entre otros.
Esta semana me van hacer unos exámenes para medir mi nivel de colesterol y triglicéridos, pero creo que no estaránnormales. La doctora ya me advirtió que cambie mi rutina y que trate de ordenar mi tiempo para que pueda realizar actividad física. Así que voy a tratar de hacerlo, aunque no es fácil obviamente.
Un dato que me interesó mucho y que me brindó la doctora es que los casos de presión alta y de enfermedades causadas por el estrés en personas jóvenes se ha aumentado en gran medida, no es raro que personas de entre los 25 y 30 años padescan algo relacionado a esto.
Y es que sin duda las condiciones del mundo, la situación económica, el exceso del trabajo y las presiones en general afectan y sumandole que ahora ya no hay tiempo para tomarse un relax, pues la cosa se empeora.
Ahora llegás a casa y lo único que querés hacer es dormir, pero no se pude porque incluso en la casa hay cosas que hacer, aunque parescan simples pero quitan tiempo, cansan y pueden en algunos casos estresar.
Pero bueno, creo que si a corto plazo no se vislumbra un cambio radical de la situación de uno, (como ganar la lotería u obtener una herencia millonaria), que permita que te olvides de tu estresante trabajo, lo que hay que hacer con urgencia es organizarse mejor y priorizar, en este caso tu salud y tu vida, matarse literalmente, por una empresa que si enfermás o morís va seguir igual y lo único que hara es decir, “ni modo, busquemos a otro”, no vale la pena, hay que hacer bien el trabajo de uno, y lo que se te asigna tratarlo de hacer en la brevedad posible, lo que se logra sin duda, organizandose mejor.
Pero recuerda tu salud y tu vida vale más que cualquier otra cosa, por eso he decidido cuidarme mejor, e invito que todos hagamos algo por cambiar nuestra rutina de desgaste físico y mental por otra que nos haga sentirnos, por lo menos, bien de salud.

¡Me robaron!

He sido víctima del raterismo, el pasado miércoles 27 de abril a eso de las 6:45PM, me abrieron mi flamante jeep samurai con techo de lona y me sacaron el bolsón que traía al trabajo. Por suerte, no andaba la laptop esta vez, la andaba Jessye, en su cartera y la tenía con ella mientras la peinaban en un salón de belleza que está en el centro comercial ubicado en la cuadra abajo de la embajada gringa.
Bueno, resulta que yo estaba en el jeep esperando que ella saliera, pero como esas cosas tardan más de lo normal me aburrí y me bajé para preguntar cuanto tiempo más tendría que esperar. por confiado, solo puse llave a las puertas y dejé el bolsón atrás. Cerr;e y entré al lugar, estuvimos allí aproximadamente 15 minutos, y cuando salí, habían abierto la lona, y se llevaron el bolsón 😦
Menos mal que no andaba muchas cosas de valor, a excepción de las tres memorias USB que en conjunto hacían 7 GB de momoria y en las que tenía guardados varios álbumes de música, fotografías y archivos de word, el número de abril de Selecciones, (ojalá se culturice el desgraciado que lo robó), y una camiseta y una toalla que uso cuando voy a las sesiones de ensayo con Prototipo, que son los miércoles, pero que ese día lamentablemente no pudieron ser por motivos de fuerza mayor.
Pero bueno, me molestó que los vigilantes del centro comercial no vieran nada, o se hicieron los “locos”, las cosas como las USB las puedo conseguir de nuevo, pero seguí con “colerita”, porque de plano, ya no se puede confiar en nadie ni tener nada bueno o bonito porque viene algún patán y solo por fregarte te arruina las cosas o te las roba. Pero ni montes verdosos, así toca.

Ya tenemos compu!

¡Al fin!, ya tenemos una laptop en casa, una bonita, práctica y útil para que corran los programas básicos de Window y pues para decir, yo sí tengo compu en la casa, jiji.
Pues resulta que un día de estos andabamos con Jessye caminando en la multiplasta, platicando de las tribialidades de la vida, cuando ella me dijo: “deberíamos tener una compu”. Entonces reflexioné, es cierto, tanto tiempo y nunca he tenido una compu, me ayudaría para navegar en la casa sin la supervisión de la mara esta de soporte que fiscaliza todo lo que uno ve acá.
Asi que bueno, le dije a Jessye, “vamos a ver computadoras pues”, y fuimos a algunos de los almacenes que están en ese centro comercial.
Vimos unas bien chulas con procesadores Dual Core, que tenía “quinimil” gigas de memoria y que no se qué, pero el precio, 2 mil tusas, dammm, pero bueno andabamos cotizando. Hasta que llegamnos a la tienda B-Mart, y en el escaparate tenían unas computadorcitas chiquitillas, bien bonitas, y dijimos preguntemos por esas pues. Así que entramos y le preguntamos al man que atendía por esas computadoras, una toshiba y una acer aspire.Después de preguntar por especifcaciones, capacidades y precios, (este último el más importante para mi), nos decidimos a adquirir una Acer Aspire One, de carcasa azulita, bien bonita, la pantalla tiene apenas 10 pulgadas y es chiquitilla, bien chula, jiji, pero no se dejen engañar por su tamaño, trae un disco duro con capacidad de 160G y memoria RAM de 2G. pero está buena. Ya el cuñado le agregó los programas básicos y necesarios para que hagamos cartitas, presentaciones en Power Point y otras locuras, así que bueno solamente eso, compartir que ya tenemos compu y ahora podré postear desde la casita, 🙂

acer-aspire-one

Quiero una bicicleta

bc-240l-orange.
Sí, quiero comprarme una bicicleta para salir a pasear por las mañamas o los sábados por las tardes. Y es que la verdad que andar en bicicleta, como decimos acá, “es una gran cosa”. Mi padre tiene una así del tipo clásicas, con las loderas y el timón doblado niquelado, es color vino, es bien bonita, pero casi no la saca. Yo quiero una tipo montañesa, me sería más útil para meterme en cualquier lado.
Y entre otras cosas, quiero la bici para ejercitarme un poco, es una de las maneras más divertidas de hacer ejercicio.
A veces quisiera que en este país hubiera hubiera más espacios para transportarse en bicicleta, pero no solo más espacios, sería necesario fomentar una cultura de respeto hacia el ciclista, y más seguridad para que no te las roben. Pero bueno, algún día quizá se pueda, pero mientras solamente me quedo con el deseo de tener una y de usarla en mi vecindario.
drag_f4m